Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Desfondado en el peor instante

Tras dominar gran parte del choque, el Baskonia desfallece en el epílogo, es ajusticiado por Shved y pierde una oportunidad de oro

Oscar San Martín - Sábado, 11 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h

votos | ¡comenta!
Poirier, que rindió a gran nivel hasta su eliminación, machaca ante la impotencia de Jenkins.

Poirier, que rindió a gran nivel hasta su eliminación, machaca ante la impotencia de Jenkins.

Galería Noticia

91

90

pedro martínez

Quinteto fatal. En su intento de que el equipo llegara fresco al final, apostó durante excesivos minutos por un cinco muy arriesgado con Huertas, Janning, Garino, Malmanis y Voigtmann. Con ese grupo en pista, el Baskonia comenzó a perder fuelle y se vio atropellado por la calidad del Khimki. Su confianza en Vildoza e Ilimane es cada vez más limitada y lo demuestra con hechos.

Se escapó una oportunidad de oro en Moscú para confirmar la escalada y reengancharse a la pelea por el Top 8. Tres cuartos más que notables no fueron suficientes para el Baskonia en la guarida de uno de los nuevos ricos de la Euroliga. Esta vez faltó instinto asesino, consistencia en los dos aros y, sobre todo, aire en los pulmones para redondear un partido con una pinta excelente hasta el cuarto final. Fue el momento en que la tropa vitoriana desfalleció, desaprovechó sus plácidas rentas con un inusual quinteto en cancha por parte de Pedro Martínez -Huertas, Janning, Garino, Malmanis y Voigtmann- y sucumbió ante la pletórica resurrección de Shved.

La afilada estrella rusa, un fantasma difuminado e irrelevante durante gran parte del choque, despertó a tiempo de su letargo con 14 puntos en un abrir y cerrar de ojos que brindaron la victoria al Khimki. Hasta su portentosa aparición en un epílogo donde desbordó por completo a Beaubois, el genio nacido en Belgorod había pasado con más pena que gloria. Sin embargo, tal y como lo exige su astronómico contrato, apareció como los más grandes para hundir en la miseria a un Baskonia desfondado y carente ya de la chispa de los minutos anteriores.

En realidad, se le acabó antes de tiempo la gasolina a un Baskonia que perdió por detalles fatales -dos rebotes ofensivos de Thomas en el último minuto pesaron como una losa-, añoró la poca continuidad de piezas determinantes de su engranaje -léase Beaubois, Granger, Timma y Shengelia, que necesita un recambio como el comer- y también confirmó que suspira por un fondo de armario superior ante rivales armados hasta los dientes como el que descansa en la periferia de Moscú.

Sin cargar las tintas en el bisoño Rinalds Malmanis, demasiado verde para refriegas de este calado y que bastante desparpajo esgrime en todas sus apariciones, la parálisis de las altas esferas a la hora de incorporar un ala-pívot suplente resulta ya incomprensible. Las faltas de Poirier, el principal sustento interior en pleno despegue azulgrana que formó una conexión letal con Granger, también abrieron un socavón con el paso de los minutos. Pese a los engañosos números de Voigtmann, el Baskonia echó de menos la intimidación del francés ante un americanizado oponente que durante la segunda parte paseó sus múltiples recursos y encontró lugartenientes de lujo en las figuras de Anderson, Markovic y Gill.

La pegada del Khimki resultó mortal de necesidad ante el desgaste visitante. El crecimiento ruso contrastó con la progresiva pérdida de fuelle de los alaveses, sin suerte en la lotería de los tiros libres finales ante la extrema seguridad acreditada Shved y Gill. Generoso esfuerzo, pero a la postre nula recompensa para un Baskonia que tampoco puede cambiar de la noche al día en un corto intervalo.

tramos de brillantez El triple final de Granger únicamente sirvió para aplicar maquillaje a un choque en el que el Baskonia manejó una cierta suficiencia en la primera parte. Porque el Khimki, un conglomerado de buenas individualidades pero con una identidad como colectivo todavía por demostrar este curso, se convirtió durante muchos minutos en una presa fácil para un Baskonia que se sobrepuso a una gélida puesta en escena y confirmó definitivamente que tiene otra cara.

El 8-1 inicial no hacía presagiar una buena noche, pero el decorado varió por completo en cuanto los vitorianos apretaron las clavijas defensivas y aprovecharon la candidez de un anfitrión rebosante de talento y, al mismo tiempo, perezoso en el esfuerzo. El scouting de Bartzokas brilló por su ausencia y, al margen de un acierto descomunal desde el 6,75 -siete triples en el segundo cuarto con mención especial para Janning-, la formación azulgrana encontró múltiples facilidades para perforar el aro rival.

La melancolía de la negra etapa con Prigioni a los mandos ya es historia y, pese al duro mazazo de ayer, todavía debe haber tiempo para reengancharse a la pelea en la Euroliga. Eso sí, no pueden dejarse escapar oportunidades de este calibre y facturar victorias en el frente continental es una obligación para un grupo mejor armado y trabajado pero todavía insuficiente. La vuelta de Mcrae y el fichaje de un cuatro no pueden demorarse más tiempo.

las claves

Sin fuerzas. El Baskonia afrontó el último cuarto muy desgastado y sin aire en los pulmones pese al empeño de su técnico en refrescar al grupo. La segunda unidad gozó de excesivos minutos, lo que facilitó la reacción rusa.

Shved letal. Pasó con más pena que gloria durante muchos minutos, pero atesora tanta calidad que resuelve partidos por sí solo. En un abrir y cerrar de ojos, se fue hasta los 14 puntos para cercenar las esperanzas alavesas.

Arsenal insuficiente. Las faltas de Poirier, la lesión de Mcrae y la ausencia de un ‘cuatro’ suplente se dejaron sentir en Moscú.

la figura

Aportó una gran capacidad de desequilibrio desde el 6,75 y fue uno de los detonantes del despegue azulgrana. Acaba contrato en breve y su futuro está en el aire. Escolta de gatillo fácil.

votos | ¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Riesgo demasiado elevado

    El Baskonia jugó el epílogo del tercer cuarto y el inicio del último con los suplentes

    votación

    ¡comenta!

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.com