Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Máxima practicidad

Huérfano del esplendor de otras jornadas, el Baskonia doma a un correoso Fuenlabrada gracias a un eficiente trabajo de fontanería

Oscar San Martín - Lunes, 9 de Enero de 2017 - Actualizado a las 06:13h

votos |¡comenta!
Tillie, muy acertado en los albores del duelo, realiza un palmeo sobre el aro fuenlabreño ante la impotencia de Rupnik y O’Leary. Fotos: Área 11

Tillie, muy acertado en los albores del duelo, realiza un palmeo sobre el aro fuenlabreño ante la impotencia de Rupnik y O’Leary. Fotos: Área 11

Galería Noticia

  • Tillie, muy acertado en los albores del duelo, realiza un palmeo sobre el aro fuenlabreño ante la impotencia de Rupnik y O’Leary. Fotos: Área 11
  • Ilimane, mediatizado por las faltas en el encuentro, estrecha la vigilancia sobre el veterano Popovic para que no lance a canasta.

69

77

sito alonso

Ideas muy claras. Cubrió la baja de Beaubois con la apuesta por el dúo Budinger-Hanga y otorgando más protagonismo a Blazic. En el tramo final, y ante las pobres prestaciones de Prigioni, recurrió a Luz para jugar con dos bases. Sin el brillo de otras jornadas y pese al progresivo desgaste de una semana muy exigente, el Baskonia quemó con solvencia otra etapa del calendario.

las claves

Superioridad física. Hanga y Budinger contribuyeron de forma decisiva al aplastante dominio azulgrana bajo los tableros con 19 rebotes entre ambos. Su protagonismo creció sobremanera ante la baja de última hora de Beaubois, aquejado de un esguince de tobillo y que fue reservado para el Darussafaka.

Siempre por delante. Pese a los altibajos en su juego o las incontables pérdidas, la mayoría a cargo de un Larkin capaz de lo mejor y lo peor en la periferia de Madrid, el Baskonia nunca se vio en peligro ante un Fuenlabrada que fue a remolque desde el salto inicial. Los locales solo metieron algo de miedo con el 61-65 tras dos triples de Popovic que culminaron un parcial de 12-0.

Poco importó que compareciera un grupo más terrenal en el siempre bullicioso Fernando Martín, que un Fuenlabrada rebosante de pundonor derramara incontables litros de sudor para rebelarse contra la superioridad visitante o que un peso pesado como Rodrigue Beaubois, lesionado en el entrenamiento del sábado, fuera contra todo pronóstico un espectador de lujo debido a un leve esguince de tobillo. El Baskonia ha adquirido tal velocidad de crucero que ya se permite el lujo de sortear con suficiencia cualquier cita envenenada del calendario en la que lo más fácil sería dejarse llevar, caer en la autocomplacencia o acusar el progresivo desgaste acumulado a lo largo de una semana muy exigente.

Con altibajos y sin el brillo de sus últimas rutilantes victorias continentales pero también sin ver discutida en ningún momento su supremacía, la formación vitoriana resolvió con suficiencia una nueva etapa de la fase regular liguera que le permite prolongar su objetivo de sellar la vitola de cabeza de serie para la Copa del Rey. Lejos de pedir clemencia por los continuados esfuerzos a los que se está viendo sometido, surgió un colectivo lo suficientemente granítico y robusto que cumplió su cometido con un rigor intachable. No hizo falta esta vez un alarde de virtudes para salir airoso de la cita trampa programada en el sur de Madrid ni, con la vista puesta en el próximo choque ante el Darussafaka, tampoco fue necesario forzar más de la cuenta la maltrecha articulación del escolta francés con el fin de someter a un correoso anfitrión.

El Fuenlabrada, siempre a remolque y con la lengua fuera ante un visitante varios peldaños por encima en el apartado físico y atlético, sucumbió finalmente a la lógica pese a sus ímprobos esfuerzos por agarrarse a un partido teñido de azulgrana desde los albores. Fue un incontestable ejercicio de practicidad ante un adversario inferior cuya silueta siempre vislumbró el Baskonia a través del espejo retrovisor. Ni siquiera se inmutó el maratoniano alavés cuando el incombustible Marko Popovic calentó su muñeca y colocó un inquietante 61-65 tras dos triples consecutivos que culminaron un parcial de 12-0. El oficio y sangre fría de un equipo con incontables cicatrices en el cuerpo bastó entonces para mantener la compostura en la periferia madrileña y apurar las opciones de sellar la ansiada cuarta posición en el ecuador de la fase regular.

Sito Alonso tiene tanto y bueno que elegir que reservó a Beaubois, una baja sensible que aceleró la búsqueda de alternativas sólidas en el engranaje azulgrana. Se vio refrendada entonces la apuesta de Sito por dos aleros altos (Hanga y Budinger), lo que colocó al visitante en una dimensión inalcanzable para el animoso anfitrión. Gracias a la enorme complexión física de ambos en el puesto de tres, la pelea bajo los tableros se convirtió en un monólogo del Baskonia, sostenido en todo momento por el voraz todoterreno húngaro y la creciente regularidad del estadounidense, autor de dobles figuras y ya sin las dudas de sus primeros kilómetros en Vitoria.

timón desconcertanteLa tercera pata sobre la que se vio cimentado el triunfo fue Larkin, capaz de lo mejor (8 asistencias) y lo peor (9 pérdidas) en el Fernando Martín en una matinal imprevisible. El base estadounidense destapó el tarro de las esencias al comienzo del tercer cuarto, el tramo determinante donde quedó reventada la contienda gracias a un parcial abrumador (6-21) y que permitió al Baskonia vivir de las rentas en el epílogo. Suyas fueron también las dos canastas que enterraron las últimas esperanzas del Fuenlabrada, estrellado igualmente en el momento de la verdad contra sus propias limitaciones -solo esepitbull llamado Paunic encontró vías de agua en la defensa azulgrana- y los tentáculos de un Ilimane mediatizado por las faltas

En definitiva, otro éxito solvente de un Baskonia que no sólo gana con el frac, sino también con el buzo. Con una mezcla perfecta de estilistas y obreros, su futuro es esperanzador. Son los diferentes registros de un bloque coral cada vez más convencido de sus posibilidades y sumergido en una dinámica positiva. La primera de las cuatro visitas a Estambul, donde aguardará este jueves el Darussafaka, elevará varios centímetros el listón de la exigencia.

la figura

En una dimensión colosal en el plano atlético. Pese al atracón de minutos, fue el todoterreno incansable que sostuvo durante la matinal al Baskonia. Excelente en todas las facetas.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS: Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.com